¿Cómo reaccionarán los mercados a las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020?

“When Markets Are Right” es un artículo reciente del Wall Street Journal (WSJ). En él, el autor Michael D. Murphy habla sobre cómo y por qué los mercados responden a eventos como las próximas elecciones presidenciales.

El autor señala que los mercados reaccionan tanto o incluso más que nosotros a los eventos que ocurren en ellos, como cuando se produce un incendio o cuando un avión se estrella. “No hay nada de malo en esto”, afirma. “Es un proceso normal que ocurre en todos los mercados”.

Entonces, ¿cómo reaccionarán los mercados ante las próximas elecciones? Es probable que sea más un mercado de vendedores y un mercado de compradores que en el pasado. Es posible que el mercado de valores continúe en su subida récord, pero solo si las noticias económicas del día son positivas.

En su mayor parte, los inversores buscan noticias económicas que reflejen mejores condiciones económicas en los próximos meses. Eso indicaría que es probable que las tasas de interés se mantengan bajas hasta que al menos terminen las elecciones y el presidente Obama ya no esté en el cargo. Dicho esto, uno puede preguntarse: ¿Subirá la Reserva Federal las tasas de interés antes de que asuma el presidente Obama? Algunos inversores lo creen, mientras que otros no.

Otro punto de noticias económicas que se espera que afecte al mercado de valores es el próximo plan de estímulo del gobierno. Aunque el presidente Obama espera dar un gran impulso a su plan en el segundo debate presidencial, hay muchos que creen que el plan de estímulo no será tan eficaz como algunos creen que será. También se espera que se centre más en las exenciones fiscales y otras formas de ayuda monetaria que en la deuda o el déficit. La esperanza es que el gobierno utilice el plan de estímulo para reducir el déficit presupuestario, lo que podría reducir las tasas de interés de los préstamos hipotecarios y, por lo tanto, alentar a los consumidores a refinanciar sus hipotecas, que a menudo es el principal punto de discordia entre prestatarios y prestamistas.

Por último, existe la posibilidad de que las noticias económicas que rodean a China puedan influir en la forma en que los mercados reaccionan a las elecciones presidenciales estadounidenses de 2020. Aunque el presidente Obama ha insistido en que una guerra comercial entre Estados Unidos y China sería desastrosa para la economía mundial, es posible que esa idea no sea tan mala como algunos piensan. Por un lado está el presidente Obama y su administración, por el otro están los funcionarios chinos y su gobierno. El primero cree que es posible que los dos países trabajen juntos para beneficiarse de la competencia económica, mientras que el segundo cree que China puede ayudar a Estados Unidos inundando los mercados estadounidenses con productos baratos.

Si el presidente Obama quiere mantener sus promesas de campaña para sacar a Estados Unidos de la recesión, debe mostrar algunas señales de éxito. Sin embargo, eso vendrá con buenas noticias económicas. Si no lo hace, podría hacerle más difícil impulsar su agenda y hacer que los inversores se mantengan alejados de las acciones.

Uno solo puede imaginar lo que sucederá en los próximos años si el presidente Obama no se enfoca en cómo sus acciones afectarán los mercados. De hecho, también es fácil ver cómo los mercados podrían reaccionar ante las próximas elecciones. ¿Cómo reaccionarán los inversores ante la forma en que la administración del presidente Obama maneja los acuerdos comerciales y otras cuestiones económicas?

El clima político en los Estados Unidos no es bueno en este momento y, por lo tanto, es probable que el mercado no tenga mucho que decir sobre cómo reaccionarán los mercados ante las próximas elecciones a menos que suceda algo que lo cambie. Es probable que el mercado continúe su camino y hay muchas razones para esperar que el ciclo electoral continúe sin problemas.

Sin embargo, una vez instalada la nueva administración, es posible que las cosas empiecen a cambiar. y la economía podría mejorar un poco antes de las elecciones.